¿Qué es peor?, ¿La ignorancia o la indiferencia?

Ni lo sé ni me importa

domingo, 20 de enero de 2008

Divos musicales

Nunca debieron sacar a los cantantes de ópera del convenio colectivo de saltimbanquis y titiriteros. Y menos aún a estos otros que no saben música, ni cantan, ni tocan, ni la madre que los parió, y que a fuerza de cantar lo que no es suyo, se las van dando de estrellas.

Hasta los huevos estoy de versiones, de antologías, de remakes y recensiones. ¿Es que los editores de los sellos musicales son tan cobardes, o tan zopencos, que sólo se atreven a poner un duro en lo que ya triunfó una vez?

Ser empresario sin arriesgar es tan cojonudo como ser puta en un país de eunucos.

Y sus patrocinados, peor: van de modelos y lo que venden es la carne, no el sonido.

Tiempos aquellos en que una cantante podía ser fea si tenía buena voz, joder.

3 comentarios:

Madame Vaudeville dijo...

¿Sólo escribe usted en Enero? Es una lástima... Me gustaría saber a qué saben sus letras en Abril, por ejemplo. Gracias por la visita a mi pequeño cabaret y por la página recomendada (aunque borró su comentario, me quedó constancia en el correo de gmail del cabaret). Tal vez, si le parece bien, vuelva por aquí en el 2009. En Enero, por supuesto.
Le dejo un beso tímido pero intenso

Madame Vaudeville dijo...

Por cierto, estoy muy de acuerdo con este escrito suyo. La última frase es fantástica. Gracias. Y otro beso

O´Silga dijo...

Borré mi comentario porque estaba podrido de erratas.

Gran lugar su cabaret para unas copas, de beleño incluso.

Espero regresar

Espero que haya letras de marzo, y de febrero, y siluetas en noviembre, como es su deber.

Amplifico la timidez y mantengo el beso